martes, 27 de junio de 2017

2601.- ¡Ábrete, sésamo!... y otras semillas

En otras ocasiones hemos hablado de semillas de sésamo, como complemento a otro platos, ya sea el hummus o alguna variedad de galletas. Esta vez no sólo nos vamos a limitar a las semillas de sésamo, también a la pasta de sésamo o tahini o tahine y a otras semillas que añadimos a preparados, como pueden ser las de amapola, lino, pipas de girasol o calabaza, o las tan de moda semillas de chía. En algunos casos son un ingrediente más, en otros pasan a formar parte de las especias utilizadas, como puedan ser las semillas de cardamomo o cilantro.


Cocinar con semillas es un recurso habitual para completar las dietas veganas (vía Gastronomía vegana)


Hay muchas maneras de incluir las semillas en nuestra dieta habitual, no sólo porque el plato de turno lleva una semilla determinada, también podemos añadirlas como aderezo a nuestros cereales de desayuno, sobre horneados antes de que enfríen, en lácteos que tomemos como el yogur, sobre el pan con mantequilla o queso fresco, en sopas, en ensaladas... así como añadirlo a nuestros panes y platos de pasta, a guisos y a otras mezclas de frutos secos. También podemos hacer mezclas de semillas y pulverizarlas para añadirlas diariamente a los alimentos que tomamos, ya que de ese modo añadimos nutrientes y grasas saludables a nuestra comida.


Algunas semillas, como las de chía, se pueden utilizar además como espesante, gelificante o como sustituto de otros productos, como pueden ser el huevo o el aceite en tortillas.


Semillas de chía para sustituir al huevo en una tortilla (vía Wikihow)


Hay semillas que las podemos tomar como aperitivo, las pipas de girasol o calabaza con un básico, ¿sabías que puedes saborizarlas en casa para darles un punto diferente? Como por ejemplo, estas de calabaza.


Tostar y dar sabores a semillas de calabaza (vía Paulina cocina)


Una gran idea que deberíamos llevar a cabo es comer más cereales integrales, de los de verdad. Para ello es ideal hacer nuestro propio pan con harina integral, ya que el comercial raramente contiene más harina integral que la del dibujo del exterior del paquete. Si lo aliñamos con mezcla de semillas será aún más sabroso.


Pan integral con mezcla de semillas (vía Directo al paladar)


No sólo las semillas, sino su pasta, como el tahini, lo podemos utilizar de diversas maneras, por ejemplo, en estas magdalenas añaden tahini para que tengan un sabor más intenso y añadir un extra de calcio presente en el sésamo a nuestra bollería casera.


Magdalenas con tahini (vía Gastronomía y cía.)


Las semillas vienen bien para acompañar otros platos salados, como la pasta. En muchos casos se añaden como una decoración sutil y comestible que le añade un toque especial.


Pasta con mascarpone y albahaca... y semillas de amapola (vía Ideas para cocinar)


Las opciones saladas me encantas, no todo en el mundo van a ser panes y bizcochos con semillas, ¡también sobre unas tostadas con vegetales!


Broqueta con vegetales y mezcla de semillas (vía Cookpad)




Esperamos que os hayan gustado las ideas y que os animéis a añadir en vuestra comida el toque diferente que le añaden las semillas de todo tipo. No os dejéis desanimar por esos abuelos que las miran de reojo y te dicen "¿Otra vez comiendo alpiste?"






¿En qué otras recetas añades semillas?



2 comentarios:

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Si quieres compartir:

google analytics