lunes, 9 de marzo de 2015

2294.- Dulces para Cuaresma y Semana Santa

¡Qué cerca está la primavera! Pero antes tenemos que terminar la cuaresma, no es por aguar fiestas viendo el sol por la ventana como lo estoy viendo, pero estoy segura de que en Semana Santa caerán chuzos de punta como tantos otros años. El clima es así de caprichoso.

Y hablando de cuaresma y tradiciones culinarias, en la anterior entrada cocinillas hablamos de platos típicos y mencionamos como dulces las torrijas y el arroz con leche. Hay tantos otros postres típicos de esta temporada que no podía esperar a hacer un breve recopilatorio. 

Los dulces son una manera ideal de guardar "ayuno", carne quizá no, pero, ¡ay! Azúcar, huevos, miel, ajonjolí, canela... Muchos tienen origen en los ayunos de los sefardíes. También se llaman"frutas de sartén" ya que la mayoría son elaborados fritos, ¡vamos allá!


Un clásico de todos los hogares son las rosquillas, más o menos grandes, sencillas o dobles, con predominancia de uno u otro sabor según los gustos de cada hogar. Para mi son el dulce típico de las casas de las abuelas, esos postres que tradicionalmente se hacen en grandes cantidades (como para un regimiento) y con cantidades "a ojo" o "lo que pida la masa".


Rosquillas fritas vía Hostelerías Salamanca

Para no andar haciendo lacitos con la masa tenemos los pestiños: estirar, doblar, freír y cubrir de azúcar y canela. Son especialmente típicos en Andalucía.

Pestiños vía Pequerecetas

Los buñuelos de viento, en este caso rellenos de crema, también son típicos de Todos los Santos. Como dulce pasado por la sartén no deja de hacerse también ahora durante la cuaresma.

Buñuelos rellenos de crema vía Comida Uncomo

Otra preciosidad de postre son las flores extremeñas o manchegas, que se fríen mojando la masa con un molde metálico y eso da lugar a una forma muy determinada. Son especialmente crujientes, van espolvoreadas con azúcar y canela. Me recuerdan a la floración de los cerezos, que es también en esta época.

Flores extremeñas o manchegas vía Inma la dulce Nada en la nevera

Los retorcidos son una de las especialidades que yo llevo viendo toda mi vida, quizá por la zona de origen. Son una variedad de pestiño, cuya masa estirada se enrolla en una caña y se lleva a la sartén, quedando con forma de tirabuzón. Estos se pueden espolvorear con azúcar o, como se hacen en zonas donde abunda, bañados en miel tostada. No os voy a engañar, son de mis favoritos.

Restorcidos vía The Muffin Mum

Para los más tiernos también tenemos la leche frita. Más cremosito por dentro gracias a la leche especiada y espesada, luego rebozado y pasado por la sartén. Por supuesto, que corra el azúcar y la canela también, ¡alegría!


Leche frita vía Las recetas de Marichu y las mías

Finalmente, y ya con las miras puestas en la propia Pascua, tenemos las monas. Estas son típicas de todo el Mediterráneo. De origen árabe, consiste en un bollo con unos huevos (de pascua) que se regala a los ahijados. La receta evolucionó y lo que más se ve actualmente son las monas de chocolate, que no tienen huevo por ninguna parte. Esta torta simboliza que la cuaresma y sus abstinencias ya se han acabado.

Mona de Pascua tradicional vía Wikipedia


¡Espero que os haya gustado y os animéis a seguir la tradición!

pd: nos habéis preguntado por las redes sociales donde están las torrijas ;) ya hablamos de ellas hace un par de semanas en este enlace

1 comentario:

  1. Hola amiga!
    Gracias por compartir las recetas de los dulces....Tienen muy buena pinta...
    Es que en el tiempo de cuaresma puede llover, salir el sol, caer la nieve......porque cuaresma no tiene que ver con el clima, es un termino religioso que significa los cuarentas días que Jesús pasó en el desierto preparandose para su Pasión,muerte y resurrección.
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Si quieres compartir:

google analytics