domingo, 1 de marzo de 2015

2291.- Macetero para papá, un paso a paso muy primaveral



Volvemos a la carga con el tutorial reciclado de cada mes. Esta vez os traigo una manualidad muy sencilla para hacer un mecedero para el Día del Padre... o para cualquier ocasión la verdad, sobre todo para amantes del deporte.

Vamos a hacer una maceta con una pelota rota de tenis, pero creo que podríamos hacerlo con un balón mas grande también.

  • Para hacerlo necesitamos una pelota rota (si no tenemos una pelota vieja podéis usar una nueva pero la intención es reciclar antes que tirar, recordarlo)
  • Unas tijeras fuertes (de cocina o de trabajo)
  • Un rotulador
  • Una plantita (yo elegí un cactus que son fáciles de transplantar y resisten muy bien los descuidos de riego)
  • Un poco de agua para después del transplante, ¡para pasar el susto!





Comenzamos dibujando con el rotulador una circunferencia que será el borde de nuestra macetita. Aprovecha ha marcarla alrededor de la zona rota de la pelota reciclada.





A continuación metemos la tijera con cuidado por el centro de la circunferencia dibujada y empezamos a cortar hasta llegar al borde y cortamos siguiendo la linea.





Recortamos un poco los pelo¡itos de la pelota que han quedado con restos de rotulador y seguimos con el drenaje. Si vamos a plantar algo vivo que necesita riego, es necesario hacerle un agujerito en la parte de abajo para que drene el resto de agua del riego. Para eso metemos con mucho cuidado la punta de las tijeras cerradas y hacemos uno o dos agujeros.





Y ya tenemos la maceta lista. Ahora vamos a preparar la planta. Es mas fácil transplantar una planta cuando la tierra esta algo seca ya que se separa el plantón del recipiente mucho mejor.





Con ayuda de las tijeras cerradas quitamos un poco de la tierra del plantón con cuidado de no romper ninguna raíz. De esta manera le damos forma para que encaje mejor en nuestra pelota-maceta.




Ya podemos meter la planta en su nueva casita. Presionamos un poco la tierra para que encaje bien y regamos un poco para que la tierra se asiente. Luego regaremos un poco mas, y en el caso del cactus no creo que necesite as agua hasta dentro de una semana.




Como la maceta que hemos hecho tiene base redonda, puede ser un poco inestable, así que con el trocito de pelota que nos ha sobrado de cortar posdemos hacer un anillo para colocarlo debajo y asegurarnos que la meseta no se vuelca. 




Y ya tenemos nuestra maceta lista para regalar. Una nota de felicitación y un envoltorio sencillo y ya teneos el regalo perfecto para papá.




Podéis hacer estas macetas con otras plantas, incluso con semillas y ver como vuestro jardín de tenis crece poco a poco ahora que se acerca la primavera. ¡¡Feliz Día del Padre y feliz mes de marzo!!

1 comentario:

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo:


google analytics