lunes, 20 de febrero de 2017

2565.- Tartaletas para todos

Siempre me ha parecido que todo lo que se presenta en una tartaleta está más bueno de lo habitual, incluso la lombarda. Quizá sea porque la comida se acompaña de alguna salsa sabrosa, o porque lleva queso, bechamel, crema pastelera, porque es bonito sin más o porque se podría comer de un bocado con recipiente y todo. Y el recipiente además suele estar crujiente, lo cual siempre mola. Además no te deja residuos más allá de la bandeja grande que contenga las tartaletas.

Se pueden comprar, sí, claro, pero aquí se trata de hacer nosotros mismos el apaño, por ejemplo, con masa en los moldes de magdalenas o con las obleas de empanadillas, recortando la masa de hojaldre o con pasta filo... Me ha fascinado la siguiente manera de transformar las obleas en tartaletas y cucuruchos de diferentes formas y tamaños para variar las presentaciones.

Tartaletas y cucurucos (vía MenorcAna)

Luego están las opciones más dulces, como prensar galleta machacada o ¡hacer nuestra propia masa de galletas! Esto tiene enormes ventajas, sobre todo si hay algún alérgico al gluten o al huevo en la sala, que siempre se podrá hacer un apaño al efecto.

Imaginad hacer esto mismo en moldes pequeños como los de hacer magdalenas (vía Sólo postres)

Masa rápida dulce o salada, nosotros elegimos (vía Telemercados)
Y ahora a por el relleno, hay miles de opciones, tanto frías como calientes, dulces y saladas. A mi me está tentando la idea de hacer unas tartaletas con crema pastelera y frutillas, como las tartas con masa de hojaldre.

Tartaleta de frutas (vía Recetas dieta mediterránea)





Me encanta la fusión de dulce y salado, a algunos les parecerá una guarrería, pero está tan rico...

De cebolla caramelizada con queso de cabra (vía Comido por servido)


Incluso una sencilla ensaladilla rusa puede resultar muy pintona con este aspecto.


Tartaletas de ensaladilla rusa (vía Mundo recetas)

Otras cosas que están riquísimas en pequeñas dosis, como la morcilla.


Tartaletas de morcilla con manzana y cebolla caramelizada (vía Velocidad cuchara)


Los huevos de codorniz me recuerdan a un percance que tuve en una boda, me quemé ligeramente el paladar cuando llegó a mis manos uno de esos deliciosos manjares que ignoraba que estuviera ¡recién hecho! ¡auch!


Tartaletas de jamón, puerro y huevo de codorniz (vía A "Cocinear")

Y cosas que hacemos en grande, ¿por qué no en pequeño?


Mini quiche lorraine de jamón queso, ¡también posible con espinacas! (vía El rincón de Laura G)


Se me ocurre también el relleno típico de sandwiches para las tartaletas en frío, eso siempre llevará algo de mayonesa o queso de untar para aglutinar, no es mala idea tampoco.


Hay rellenos que piden formar parte de una tartaleta (vía Cocinillas El Español)

Me encanta liar a los chavales con rellenos que quizá en un plato no se comerían, como pueden ser las legumbres y verduras.


Tartaletas de legumbres y verduras (vía Menudos peques)


En la cocina el límite es la imaginación, 
¿de qué rellenaríais vuestra tartaleta preferida?

¡Que aproveche!

2 comentarios:

  1. Me ha encantado las recetas, sobretodo la de la quitch, no la hago muy a menudo pero siempre que la hago se queda jugosa y deliciosa, que pinta tiene todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te guste tanto! Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics