domingo, 9 de octubre de 2016

2516.- Recicla, reutiliza... ¡y decora!

Me encanta reciclar, la idea es genial, todo al contenedor de su color y una vez procesado ¡a darle una nueva vida! Pero siempre hay un paso previo que es interesante, reutilizar. Siempre se nos viene a la cabeza la típica lata de galletas que promete algo delicioso y está llena de hilos, botones y cintas al bies, pero hay mucho más.

En mi caso he acumulado diversos botes apañados para llenar de legumbres, arroz, macarrones o espaguetis, pinturas de cera, algodones, botones e hilos... todos ellos cuidadosamente limpiados y reutilizados para aprovechar el espacio en las estanterías y cajones.

Pero aunque en mi mente bullen las ideas, aún tengo en mi casa este desolador panorama:

Mis latas esconden espaguetis, macarrones, garbanzos, arroz... pero parecen todas de lo mismo.

¡¡Busquemos ideas y técnica para decorar esos botes y darles una segunda y larga vida digna!!

Podemos pintar con acrílico la superficie de la lata para unificar el color y añadir algún detalle, ya sea pegado o pintado con nuestras propias manos.

Lata pintada (vía Amor de mamá)

Si no se nos da bien el dibujo podemos forrar el recipiente en cuestión con washitape, ahora que hay tantas variedades bonitas. O bien podemos forrar con fabric tape, que es lo mismo pero de tela.

Portalápices con washitape (vía Allwashitape)

Podemos forrar la lata o el bote con tela de arpillera, hilo o lana, incluso le podemos añadir alguna blonda o lazo para hacer más delicada nuestra decoración.

Lata forrada con yute (vía El rincón de Laura G)

Utilizar tiras de goma eva o fomi para forrar una lata formando una rejilla también es posible y queda muy vistoso.

Lata forrada con goma eva (vía Sólo un tip)

Si nos gusta algo más elaborado, podemos forrar nuestra lata con ganchillo o tejido. Por cierto, si no se te da bien tejer o no tienes paciencia, ¿quién dijo que no se podían reciclar también las mangas de algún jersey viejo?


Botes forrados a ganchillo multicolor (vía Cnbhomes)

Solemos reutilizar botes de cristal o de metal, como en la foto, pero también podemos hacernos un estupendo bote para los espaguetis con un bote de pringles de alguna edición con contenido extra, para que sea más larga. Os aseguro que cabe el kilo de espaguetis completo, eso sí, si no tenéis por casualidad ninguna y estáis en el mercado dudando sobre si comprar o no para este fin, comprobad con un paquete de pasta que el largo de los espaguetis y la lata se corresponden. Al ser para la cocina y de cartón mi opción es forrarla con pegatinas y forro autoadhesivo, por ejemplo, haciendo un collage de fotos de pasta recogidas de revistas. También podemos forrarla con un papel bonito y colorido que tengamos.

Espaguetis en una lata (vía Art of domesticity)

Para los frascos de vidrio podemos utilizar tela, reciclando retales que tengamos en casa de proyectos anteriores.

Frascos de vidrio con tela (vía Home manualidades)

Un proyecto que me ha fascinado ha sido forrar el bote con pegamento multiusos extrafuerte y piedras de río, que también podrían ser cuentas de cristal, botones, conchas... el límite, como siempre, lo pone nuestra imaginación. Este proyecto lo podemos ver en vídeo.







Para que no todo se quede en decoración, ¡hagamos un juguete! Un tambor es el típico trasto ruidoso que todo buen tío regala a sus sobrinos. Si además lo hacemos reciclando, el detalle es mucho más bonito.


Tambor de hojalata, el auténtico (vía Imujer)

Como ya estamos casi a mediados de octubre podemos ir preparando nuestra decoración para la noche de difuntos, también conocida como Halloween. Con latas de conservas, spray naranja y una taladradora podemos preparar estas bonitas lamparitas.


Lámparas (vía Decomanitas)


2 comentarios:

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics