lunes, 28 de diciembre de 2015

2415.- Comidas para inocentes

Yo no soy de las que juegan con la comida, porque me parece un desperdicio muy serio andar tonteado con las cosas de comer. Sin embargo y teniendo en cuenta ocasiones especiales, siempre se puede gastar alguna broma, ¡estando dispuesto a recibir con buen humor las que nos puedan llegar!


El picante a traición es el recurso más fácil como broma. Existen en el mercado de las bromas clásicas de toda la vida caramelos con picapica en su interior que te hacen llorar (si no escupirlos directamente) o chicles de sabores repugnantes y todo tipo de combinaciones.

¡Existen de verdad! Gominolas de picante extremo para valientes vía Un pelo en la sopa

Como la presente es una sección de recetas, ¡hagámoslo en casa! Recordad tener a mano un cestito con pan, para aliviar a la víctima en caso de necesidad.

Para estas chuches trampa sólo necesitamos una serie de caramelos duros o gominolas, preferiblemente rojas, pimentón picante o en su defecto chile en polvo o similar, así como salsa tabasco. Debemos mojar, rebozar y esperar a que algún goloso caiga en nuestra trampa.

Caramelo picante vía Wikihow

Recuerdo el comentario de unos amigos que solían hacer sushi casero para ocasiones especiales.  Admitieron que siempre metían un "sushi de la muerte", aderezado con una cantidad extra de wasabi (esa pasta verde picante es mortal)

Ruleta "japonesa" en la que puede caerte el "maki de la muerte" vía Noerueda

Jugar a la confusión es un clásico, esperar a ver la cara de la víctima pensando "¡Este sabor no es el que esperaba!" Podemos hacerlo tanto con platos dulces como salados, no hace falta limitarse a intercambiar la sal al azucarero y el azúcar al salero. Para esta selección he procurado buscar que, en la mayor parte de los casos, esa comida no se desperdicie.

Podemos ir más allá, por ejemplo, con estos sándwiches de queso fundido tan apetitosos... rellenos de un dulzón buttercream con el colorante apropiado.

Sandwiches de queso fundido vía Yummly y Great Ideas


Presentar unos huevos fritos con clara de yogurt natural y sugerente yema de melocotón.

Huevo frito vía Wikihow


O deliciosas patatas fritas... de manzana y canela.

Patatas fritas con ketchup vía Pinterest

Estos falsos cucuruchos de helado de vainilla, ¡deprisa, que se derriten enseguida! ... Tras el primer lametón ya nos encontramos con un rico puré de patatas.


Cucuruchos de vainilla vía Great Ideas
A veces la pasta no es lo que parece, ¿qué tal unos spaggetti... de helado o frosting? Sólo hay que pasarlo por una manga que nos lo convierta en tiras apetitosas y cubrirlo de nuestra mejor mermelada de fresa casera. Se puede acompañar con unas "chocolatásticas" albóndigas para añadir un mayor realismo al plato.

Spaggetti vía Great ideas

Algunas manzanas de caramelo no son lo que parecen, el primer bocado a esta golosina puede ser verdaderamente... lacrimógeno.

Manzanas de caramelo rellenas de cebolla vía Instructables

Un sorprendente "postre" salado serían estos cupcakes de carne, ahora que tan de moda están estas magdalenas emperifolladas, es el momento perfecto para colarles esta maravilla visual.

Cupcakes de carne vía Curtney's Sweets

La comida falsa tiene un mayor desperdicio de energía y recursos, pero si puede dar el pego... también es una broma válida.

Podemos meter insectos en nuestra fruta, ahora que es temporada de manzanas, haciendo un agujero en la misma para meter dentro uno de esos gusanos de gominola. Los más asquerositos nos mirarán mal, seguro.

Manzana con "bicho" vía Wikihow

Sustituir el apetecible relleno blanco de las galletas por una pasta de dientes puede suponer un chasco considerable. Ojo con hacerles esta broma a los niños, no sea que terminéis en urgencias (utiliza una pasta de las que no tengan fluoruro para evitar posibles intoxicaciones)

Galletas con relleno de pasta vía Wikihow

Algún amigo glotón puede quedar defraudado ante un bocadillo de tortilla de cartón, una receta muy recia.

El proceso de crear una tortilla de cartón vía Imgur
Otro recurso para bromas, bastante más guarro, es hacer que nuestras bebidas exploten, salpiquen o que las salsas nos líen una buena. Puede ser divertido, pero... no tanto si luego nos toca limpiar el desaguisado.

El frustrante momento en que chupas y el refresco no sube... es posible si llenamos de sutiles agujeritos con un alfiler las pajitas con las que vamos a beber.

Pajitas "pinchadas"  vía Wikihow

Todos sabemos el efecto exagerado y efervescente de los mentos y la cocacola. Podemos hacer unas ricas "bombas" de efecto retardado si metermos los mentos en cubitos de hielo que se derritan lentamente en la carbonatada bebida.

Está del tiempo, ¿quieres un poco de hielo para el refresco? vía Upsocl
Otra idea, muy traicionera, es añadir bicarbonato sódico (una buena cantidad) a un bote de ketchup o mostaza, los cuales suelen agitarse previamente facilitando la explosiva mezcla. El efecto... ¡mejor en vídeo!




¡¡Felices fiestas, inocentes!!

Hombre de jengibre vía Somos tritón


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics