lunes, 2 de noviembre de 2015

2394.- ¡Toma castaña!

Llega el otoño y con el muchos frutos secos, como las nueces, las castañas, almendras... Hoy vamos a hablar de las castañas.

Las castañas son muy nutritivas, tienen un importante aporte calórico para el hombre, y también para los animales domésticos ya que se utilizó en su alimentación, debido a que son ricas en grasas, proteínas, minerales y en vitamina C.

Para pelarlas fácilmente de cara a elaborar otras recetas, podemos poner las castañas a cocer en una olla con agua y una pizca de sal. Pasados unos 20 minutos retirarlas y cuando puedas manipularlas, pélalas.


Como entrantes para un menú completo vamos a preparar un rico puré de castañas...

Puré de castañas vía Gastronomía & cía.

... o bien una sopa de castañas, que ahora que llega el frío del otoño gusta empezar a calentarse con una cuchara.

Sopa de castañas vía Ondakín.

Como siempre, la castaña es versátil y podemos acompañar con ella numerosos platos salados, desde verduras hasta carnes. Una de las verduras que podemos aliñar con castañas es la lombarda.

Confit de lombarda y castañas vía Petitchef.

Un buen potaje de castañas y judías también es una opción llena de energía para este tiempo.

Potaje de castañas y judías blancas vía Blog de productos ecológicos sin intermediarios.

Uno de los platos que más se acompañan con castañas son los de carne de caza.

Conejo con castañas vía Tus recetas ABC de Sevilla

El lomo también es una gran opción, si no nos gusta rebañar huesecillos.

Lomo de cerdo con castañas vía Por mis perolas.

Pero llega el momento más esperado, el de los dulces, ¡no olvidéis dejar un hueco para el postre!

La crema de castañas nos puede servir para sustituir a la mantequilla a la hora de untar unas tostadas, así como para aliñar un yogur natural o un helado.

Crema de castaña via Hogarmanía.

La tarta de castañas "Magostos" es un plato típico de la zona de Orense.

Tarta de castaña Magostos vía Mytaste/Pequerecetas

Las castañas confitadas o Marron glacé, son típicas de Francia e Italia, pero también se producen en regiones españolas. Son una manera fantástica de conservar las castañas para comerlas a lo largo del otoño e invierno.

Castañas confitadas vía Directo al paladar.

Sin embargo, pese a todas estas deliciosas recetas, el olor del otoño será siempre el de la castañera, uno de esos oficios perdidos que son patrimonio cultural y que podemos ver reflejados en esculturas como las de Burgos, Palencia...

Castañera en la Plaza Mayor de Madrid hacia 1945 vía Pinterest.



 ¡Espero que os haya gustado el menú de hoy, que aproveche!

1 comentario:

  1. Adoro las castañas. Probaré a hacer alguna de las recetas que propones como la tarta o las judías con castañas. ¡Qué ricas! Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics