lunes, 13 de julio de 2015

2348.- ¡Sandía refrescante!

Esta semana me he inspirado en una cosa que suele pasar todo el año: las madres que te surten de alimentos de temporada sin preguntar. Con el argumento "porque sé que te gusta" te llenan la nevera... Sí, claro que me gusta, y por eso ahora tengo dos hermosas sandías que no sé muy bien dónde meter.

La sandía, citrullus lanatus, también conocida como patilla, paitilla, aguamelón o melón de agua, es una cucurbitacea originaria de África. Su pulpa es roja, dulce, refrescante y rica en sales, con muy pocas calorías, por lo que suele acompañar a numerosas dietas.

Un detalle que pocos conocemos es que cáscara de la sandía también se consume guisada como una verdura más, para muestra este ejemplo (en inglés) en el que aseguran que tiene una textura similar a la del calabacín.


Watermelon Rind Stir-Fry (vía All Recipes)


Pero ¡vamos a por la pulpa! Aparte de comernos la sandía a bocados mientras nos chorrea el caldillo por los codos desde nuestra más tierna infancia como postre o merienda veraniega, podemos hacer refrescantes platos salados que nos sirvan de entrante, como este gazpacho.


Gazpacho de sandía (vía El tupper del curro)


Como tantas otras frutas, son un ingrediente ideal para muchas ensaladas, entre las cuales podemos encontrar esta que combina la dulzura de la sandía con el sabor especial de la rúcula, el queso y la aceituna negra.


Ensalada de sandía con rúcula, queso y aceituna negra (vía Con Sabor a canela)


Este primer plato combinando queso, ahumado y sandía tiene un aspecto espectacular. Un primer plato refrescante donde los haya.


Torre de sandía con queso (vía Menorcana)


Lo más habitual es tomar como dulce la sandía, combinado como ingrediente en deliciosos batidos.


Batido de sandía y helado de vainilla (vía Batidos de fruta)


Más elaborado y vistoso tenemos este flan sandía, hecho con gelatina, un postre diferente directo desde la nevera.

Flan de sandía (vía Chicnfit)

Otro de los recursos veraniegos es aprovechar una sabrosa sandía para elaborar una mousse o espuma de sandía, que nos da una sensación de mayor ligereza aún.


Espuma de sandía (vía Estoy cocinando)

Digestivo y nutritivo podemos preparar esta bonita copa de sandía y yogur, además la receta es ligera, ¡para cuando en mitad de la dieta nos hartemos de comer siempre la misma fruta una y otra vez!

Copa de sandía y yogur (vía Can Joan i Sara)

Para las noches locas de verano y siguiendo la moda de usar la ginebra aderezada con cosas, tenemos este interesante coctel granizado de sandía y ginebra. Por supuesto, la ginebra es opcional, ya que el ingrediente destacado es la fruta. Unido a la menta, un combinado realmente refrescante.


Cóctel granizado de sandía y ginebra (vía Gastronomía y cía.)



¡¡Que aproveche!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics