lunes, 26 de enero de 2015

2275.- Rellenando el hojaldre

El hojaldre es un caprichito hecho de masa que se estira, se añade grasa se dobla sobre si misma... muchas veces. Tantas que en un mundo con prisas por suerte podemos comprarlo ya preparado, de modo que pasamos directamente a rellenarlo.

Como curiosidad os puedo decir que el origen del hojaldre es antiguo. Ya existían masas hojaldradas en la antigua Grecia y en Roma. A nosotros nos llegaron a través de los árabes, por lo que encontramos muchos ejemplos de repostería medieval de este tipo en las zonas de influencia árabe (hojaldrados, miguelitos, sacristanes... todos ellos dulces típicos)

Un ejemplo de origen árabe del uso del hojaldre lo tenemos en la pastela, mucho más frecuente hecha con pasta filo, pero que con hojaldre queda también estupenda. Su relleno tradicional es carne de pichón, frutos secos y especias como la canela, que le dan un punto entre dulce y salado delicioso. Por supuesto, la podemos hacer también con pollo. De su nombre vienen nuestros "pasteles".


Pastela vía La cocina de Marianne


También podemos rellenar con salado nuestro hojaldre, en forma, por ejemplo, de miniempanadas de atún... o con el relleno que más nos guste, ¡locura! De estos me ha encantado el detalle del sésamo.


Miniempanadas de atún vía La cocina de Aisha


Otra opción es rellenar nuestro hojaldre de verduras, así las hacemos algo más atractivas a los niños, que nunca está de más. Revestidas con esa masa crujiente y brillante son mucho más divertidas, sin duda. Eso sí, recordad que la esencia de esas capas de hojaldre es la grasa, ya sea aceite, mantequilla, manteca... de "ligerito" no tiene nada.


Trrenza de hojaldre y verduras vía Creativegan


A mi me encantan las fiestas en las que ponen como aperitivo saladitos, ¿complicados? ¡para nada! Se pueden hacer en casa con el relleno que más nos guste, desde el jamón y queso, pasando por el atún, la sobrasada o las salchichas y la chistorra. Dispuesto en espirales o en paquetitos doblados y cortados a continuación. Yo en ocasiones hago espirales de jamón y queso, concretamente os recomiendo el havarti loncheado, queda de lujo.


Saladitos de hojaldre vía Un domingo en mi cocina


Volviendo a lo dulce, podemos preparar unos clásicos rollitos de canela. Sólo hace falta estirar la masa, disponer el azúcar y la canela, enrollar y cortar en secciones de, así a ojo, un dedo gordo de grosor.


Rollitos de canela vía Mamá Papillon


Puede que no nos guste la canela, volvamos a la infancia. Añadiendo un punto extra de dificultad dentro de la sencillez, estiramos la masa, la cubrimos de azúcar por ambas caras y disponemos los pliegues en paralelo antes de cortar nuestras propias palmeritas. Deliciosas y crujientes, a quien le guste que las cubra de chocolate fondant... si es que le da tiempo, claro. En mi casa han caído siempre antes de intentarlo.


Palmeritas vía Pequerecetas


Volveremos a vernos con unas cuantas recetas de cara a San Valentín, corazones.   (^ 3 ^) ¡Muac!

2 comentarios:

  1. Tiene todo una pinta deliciosa, que viva el hojaldre, con dulce o salado. A mí me encanta!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Que rico !!!! se me hace la boca agua, creo que tengo una lámina en el congelador , me voy a mirar y a hacerme algo para la comida , gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics