miércoles, 12 de noviembre de 2014

2228.- ¿Qué es el SWAG?

Seguro que se lo habéis oído a vuestros hijos. Eso tiene "swag". Aquel tiene "swag". Es una de esas expresiones que se ponen de moda entre los adolescentes y que, en este caso, significa una manera de andar y vestir igual a la de los raperos y su inconfundible estilo. Un sinónimo de tener swag es tener flow. ¡Toma ya! ¡Me he quedado igual!

vía tumblr.com

Les he preguntado a los niños varias veces qué es tener "swag" y me contestan que es parecido a "guay" pero con algo más. Ni siquiera ellos saben exactamente cómo definirlo pero sí tienen claro qué o quién tiene "swag".

A mi hijo pequeño le dicen que tiene mucho "swag" pero a mi lo que realmente me parece es que tiene mucho ¡morro! ¡Y cada día más!

¡Miedo me da! porque la moda que caracteriza a los que tienen "swag", como buenos raperos, son las gorras grandes, las camisetas de tirantes, los pantalones anchos caídos enseñando calzoncillo y las botas deportivas. Vamos, lo que más le gusta a él que siempre ha dicho que lo quiere ser de mayor es macarra. ¡Ya me voy atando los machos!

Sólo un inciso: ¿alguien me puede explicar qué sentido tiene lo de ir con el culo al aire? De verdad que no lo entiendo. ¡Si tiene que ser hasta incomodo!

Lo que no me queda claro del "swag" es su actitud ante la vida. Los raperos siempre han sido malotes pero no se si ahora, se les sigue considerando igual.

No quiero sonar como la abuela cebolleta pero siempre han existido este tipo de expresiones y de tribus entre los adolescentes. No es nada nuevo utilizar palabras raras y sin sentido para adjetivar ropa, situaciones, sentimientos, grupos...

Haciendo memoria... Por ejemplo, "pijo", "mod", "rocakbilly", "heavys", "punks"... Son las tribus urbanas que existían en los ochenta, durante mi adolescencia, y que describían no sólo la forma de vestir si no también, su actitud ante la vida.

Realmente es divertido volver a vivir o mejor, revivir, la adolescencia. ¡Y eso que ya sabéis que ando siempre quejándome del pavo de la niña! Pero, intentando buscar el lado positivo a todo (porque si no es para cortarse las venas en rodajas) la adolescencia, vista y vivida desde la distancia, es hasta graciosa.

Sus expresiones, su ropa, su música, sus problemas, sus amores y desamores, su incomprensión, la amistad como amor incondicional, el rechazo hacia los padres, las justicias e injusticias... Todo, vivido de manera natural, llega a ser normal y lógico.

No me preocupan que tengan o no tengan "flow" o "swag", lo que realmente me preocupa es que sean buenas personas, trabajadores, estudiosos, empáticos, educados, sanos, deportistas... Me encantaría que existiera una palabra para eso y que se pusiera muy, muy de moda entre los adolescentes.

Por supuesto, también me encantaría que su estilo fuera elegante pero eso llega con el tiempo...

Claramente, pido mucho. Mis hijos serán lo que quieran ser y tendrán "swag", "flow" o lo que sea. Es independiente lo que yo quiera. Seguro que si le preguntas a mi madre también prefería que yo me vistiera de niña buena y no como un cabrero con ropa de segunda mano y mis botas camperas a todas horas. Sin embargo, fui lo que fui y ahora, soy lo que soy.

Durante años no me quité las botas camperas ni para ir al baño y ahora, nunca uso botas ni me gustan. ¡Manda narices! Pero así es la adolescencia. Una época de la vida rebelde que te lleva, en muchas ocasiones, a comportarte de una manera diferente a lo que realmente te comportarías si no estuvieras pavoncio perdido, o te comportarás en el futuro.

Y vosotras, ¿sabíais lo que era "swag"? ¿A qué tribu pertenecíais en vuestra adolescencia?
 
 Si queréis más info sobre "¿qué es tener swag?" podéis pinchar aquí.

2 comentarios:

  1. No debemos preocuparnos, las modas cambian o acaso no recuerdas cuando usabamos las minis, que en realidad no eran ten minis como las de ahora.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/11/cocinas-multifuncion.html
    y desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/11/un-peluquero-muy-particular.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Las modas vienen y van! ¡Gracias a Dios! porque algunas son horribles y si no, recuerda las hombreras. Besos y gracias Norma2

      Eliminar

Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

Puedes compartirlo

google analytics